La Problemática en los Proindivisos

Es común que una propiedad se encuentre en situación de proindiviso, y que los propietarios que no se pongan de acuerdo entre ellos y bloqueen por completo su venta o alquiler al no lograr el acuerdo del 100% de las partes.


Con cierta frecuencia hay copropietarios que ocupan la vivienda y no se quieren marchar, en la mayoría de los casos todos los copropietarios son responsables del pago de su parte de la comunidad, IBI, derramas etc... disfruten o no de la propiedad.
Existen dos formas de solucionar una situación de proindiviso (válidas tanto para usted como para infoindivisos, si lo compramos):

1. Llegar a un acuerdo alcanzado con el resto de propietarios para comprar, vender, alquilar, en fin, para desbloquear la situación de proindiviso.. No suele ser una negociación sencilla.


2. Instar un “procedimiento de división de la cosa común”, que consiste en poner una demanda al resto de cotitulares o coherederos, cuyo último fin es sacar la vivienda a subasta pública para que sea adquirida por el mejor postor. Este tipo de juicios conlleva la siguiente problemática:

2.A. Son muy costosos, ya que requieren de abogado y procurador. Desde 2013, con la nueva Ley de Tasas Judiciales, la cuantía de interponer un recurso de estas características aumenta considerablemente ya que, además del coste de los profesionales que intervienen en el procedimiento (abogados, procuradores, peritos judiciales, tasadores...), habrá que añadir el coste de dicha tasa.
2.B. Son procedimientos que se dilatan en el tiempo (oscilan entre 2 y 6 años), según la comunidad autónoma.
2.C. Son procedimientos que deben ser realizados por abogados especializados en la materia y que tengan un amplio dominio de procedimiento de extinción de la cosa común y conocimientos sobre el actual sistema de subastas en España.
2.D. En reiteradas ocasiones fruto de la actual crisis inmobiliaria, las subastas quedan desiertas, en cuyo caso lo que habremos hecho es perder tiempo y dinero ya que la propiedad seguirá en proindiviso.
2.E. En la gran mayoría de las subastas el precio de adjudicaciones de las propiedades al mejor postor son un precio claramente inferior al valor de mercado.

Por todo ello recomendamos que como consecuencia de la grave crisis económica en que nos encontramos en la actualidad tan solo inicien un procedimiento de división de la cosa común si disponen de suficiente capital para adjudicarse el 100% de la propiedad en la subasta.

Toda la información
En nuestro website principal


Volver al Website